Select the search type
 
  • Site
  • Web
Search

Crédito para compra de vivienda cae 70%

Minimize
La Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) expresó ayer su preocupación por la carencia de crédito para comprar y construir vivienda.

Mario Rivera, presidente de Casalco, afirmó que la situación es preocupante porque se ha registrado una caída crediticia mayor que la de 2008.

La gremial detalló que de enero a agosto de 2009, el crédito para comprar vivienda cayó un 70 por ciento, pues la banca comercial sólo otorgó 84 millones de dólares, mientras que en el mismo período del año pasado colocó 302 millones de dólares.

Los empresarios también se han visto en aprietos, pues la banca apenas les prestó 28.9 millones de dólares. En este segmento, el crédito descendió un 48 por ciento, ya que en el mismo período del año pasado, se les concedió 54.83 millones de dólares.

Rivera sostiene que el plan anticrisis, que ejecuta el Gobierno, se convierte en un apoyo importante, pero no es suficiente porque es exclusivo a la reactivación de la vivienda de interés social, con un costo de construcción no mayor de 28 mil dólares.

"Como industria tenemos que pensar en todos los sectores, no sólo en el de interés social, porque las necesidades están a todo nivel", expresó.

Rivera insiste en que es necesario buscar cuanto antes los mecanismos para reactivar el crédito porque existe un número grande de empresas que han tenido que quedarse operando al mínimo, ya que administrativamente no han encontrado oportunidades en el giro de construcción de vivienda.

Las empresas están reportando un deterioro porque siguen cubriendo gastos, sin tener mayores ingresos, lo cual ha conducido también al recorte de personal administrativo. El sector obrero ha resultado afectado por la falta de proyectos.

La gremial ha sostenido reuniones con la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), las cuales han fructificado un poco en la revisión de uno o dos proyectos viviendistas para determinar si son sujetos de crédito.

Los constructores consideran que una solución sería la aprobación de la Ley de Intereses Preferenciales, con la cual toda persona con salario mínimo podría ser sujeta de crédito para comprar casa. "Hago un llamado a la conciencia de los diputados para que reconozcan los beneficios que la Ley traería a las familias de escasos recursos", dijo Rivera.

La gremial destacó que el sector de la construcción es uno de los mayores dinamizadores de la economía, por lo cual es imperioso que se financie esta actividad productiva.

Para la banca, el descenso del número de créditos concedidos s no se debe a que no se quieran otorgar, sino a una menor demanda de las familias; pero además a que muchas personas cayeron en una situación de menor capacidad adquisitiva, debido a la crisis económica, dijo Armando Arias, presidente de Abansa.

Por lo mismo, muchas empresas han sido clasificadas como "no sujetas de crédito", según los análisis de riesgo que hace el sistema financiero.

Fuente

Minimize

 

Minimize